El Concurso nacional de proyectos de cortometraje busca fomentar la actividad cultural del país a través de la creación de obras cinematográficas peruanas de cortometraje, así como enriquecer cuantitativa y cualitativamente el mercado cinematográfico con una mayor y más diversa oferta de producción nacional. Además, fomentar la valoración y presencia de las lenguas indígenas u originarias y el diálogo intercultural en el Perú.